Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
24 febrero 2020 1 24 /02 /febrero /2020 21:02

 

 

Argentina_Salta: Comunidades originarias condenadas al etnocidio
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/14/argentina_salta-comunidades-originarias-condenadas-al-etnocidio/

 

Argentina_El lento genocidio wichí: catástrofe humanitaria
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/01/31/argentina_el-lento-genocidio-wichi-catastrofe-humanitaria/

 

Argentina: Muerte de niños wichí en Salta
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/01/29/argentina-muerte-de-ninos-wichi-en-salta/

 

Argentina_Salta: Esmeralda, muerte y quebranto wichi
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2019/11/02/argentina_salta-esmeralda-muerte-y-quebranto-wichi/

 

Argentina_Salta Wichì: Exterminio por goteo 
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/16/argentina_salta-wichi-exterminio-por-goteo/ 

 

Argentina: ¿Médicos Sin Fronteras para el genocidio wichí?
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/01/15/argentina-medicos-sin-fronteras-para-el-genocidio-wichi/

 

Argentina_Salta: Convocatoria solidaria con los detenidos Wichi
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/01/15/argentina_salta-convocatoria-solidaria-con-los-detenidos-wichi/

 

Argentina_Pagar la deuda: hambre y veneno
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/16/argentina_pagar-la-deuda-hambre-y-veneno/

 

Argentina_Salta: Hambre y olvido wichi
http://redlatinasinfronteras.over-blog.es/2020/02/argentina_salta-hambre-y-olvido-wichi.html 

 

Argentina_Salta: (audio) Mara Puntano denuncia el genocidio Wichì
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/14/argentina_salta-audio-mara-puntano-denuncia-el-genocidio-wichi/

 

Argentina_Salta: Comunidades piden médicos, agua potable, trabajo y educación intercultural
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/15/argentina_salta-comunidades-piden-medicos-agua-potable-trabajo-y-educacion-intercultural/

 

Argentina_Salta: Abel “Opus”Albino y los niños wichí
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/15/argentina_salta-abel-opusalbino-y-los-ninos-wichi/

 

Argentina_Muertes wichí: “Dejar morir” es violencia estatal
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/04/argentina_muertes-wichi-dejar-morir-es-violencia-estatal/

 

Argentina_Salta: el genocidio indígena del siglo XXI
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/02/argentina_salta-el-genocidio-indigena-del-siglo-xxi/ 

 

Argentina: Red Universitaria de Ambiente y Salud denuncia grave situaciòn de comunidades Wichi
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/02/argentina-red-universitaria-de-ambiente-y-salud-denuncia-grave-situacion-de-comunidades-wichi/ 

 

Argentina_Salta: “El desmonte y la falta de agua son la principal causa de la desnutrición y la muerte de niños”
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/02/argentina_salta-el-desmonte-y-la-falta-de-agua-son-la-principal-causa-de-la-desnutricion-y-la-muerte-de-ninos/

 

Argentina: Pelìcula Somos Wichi (2011)
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/11/argentina-pelicula-somos-wichi-2011/

 

Argentina: Comunidades Wichì denuncian desmonte, saqueo y exclusiòn
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/08/44810/

 

Argentina_Salta_Entrevista a Octorina Zamora, referenta wichí (audio)
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/16/argentina_salta_entrevisa-a-octorina-zamora-referenta-wichi-audio/

 

Argentina: La infancia wichi o la pesadilla de Güemes, Belgrano y Castelli
https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2020/02/11/argentina-la-infancia-wichi-o-la-pesadilla-de-guemes-belgrano-y-castelli/

 

 

 

 

 

 

https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/category/pueblos-originarios/

enred_sinfronteras@riseup.net

Compartir este post
Repost0
31 enero 2020 5 31 /01 /enero /2020 20:07
Compartir este post
Repost0
24 abril 2019 3 24 /04 /abril /2019 22:35

Elecciones en España: PSOE y Sáhara Occidental
No en nuestro nombre, no con nuestro voto 

Luis Portillo Pasqual del Riquelme (*)

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) dice en su programa electoral para el 28 de abril que promoverá la autodeterminación del pueblo saharaui y trabajará para fomentar la supervisión de los Derechos Humanos.
Que no te engañen. El PSOE no solo no ha hecho nada por el pueblo saharaui, sino que ha trabajado mucho, y en la sombra, en contra de sus derechos e intereses.

La causa saharaui le sirvió a Felipe González para llegar al poder con promesas falsas, con las que logró movilizar a buena parte del electorado. Estuvo el 14 de noviembre de 1976 (primer aniversario de la firma de los infaustos Acuerdos Tripartitos de Madrid) en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, y allí pronunció aquello de “nuestro Partido estará con vosotros hasta la victoria final”. Bien pronto olvidó esas palabras. Y Mariem Hassan lloró su traición amargamente, en “Shouka” (La espina). Se acabaron las manifestaciones socialistas con banderas saharauis.

Mientras Alfonso Guerra declaraba a su entrevistador que el Frente Polisario había “perdido apoyos”, callaba, sin embargo, que era precisamente el PSOE quien le había retirado el suyo.

Y Felipe González –hasta donde se sabe- viajaba a América Latina para impedir que varios gobiernos sudamericanos reconocieran a la República Saharaui (RASD).

El entonces ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, conseguía hilo directo con el monarca alauita (lo afirma el mismísimo Ali Lmrabet) y cedía sin problemas al chantaje alauita, permitiendo la deportación de Aminetu Haidar a Canarias, en lugar de exigir su retorno a su patria saharaui.

Trinidad Jiménez, premiada también con el ministerio de Exteriores, se abstenía cínicamente de condenar el brutal desmantelamiento del campamento saharaui de Gdeim Izik por las fuerzas marroquíes de ocupación, en la propia tierra saharaui, a pocos kilómetros de El Aaiún, la capital, a la vista del mundo entero a pesar de la férrea censura mediática impuesta por el ocupante marroquí. Y justificaba bochornosamente la invasión y ocupación del Sáhara Occidental por Marruecos aduciendo que se habían llevado a cabo mediante “un tratado legal” (los ilegales e ilegítimos Acuerdos Tripartitos de 1975).

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero viajaba a la ciudad ocupada de Dajla para ser fotografiado ante la foto del rey-ocupante, Mohamed VI, y el mapa del Sáhara Occidental anexionado a Marruecos a sus espaldas, en las sesiones del Foro Crans Montana, un evento propagandístico boicoteado por la Unión Europea, la Unesco, la Unión Africana y hasta la propia ONU, que, como se sabe, desde el año 1991 mantiene en el Sáhara Occidental a la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental). Las sesiones del mencionado Foro en Dajla ocupada sirven al monarca alauita para atraer y agasajar a prebostes, académicos, ‘celebrities’, (in)expertos y presuntos corruptos para, descaradamente, intentar blanquear y legitimar la ilegal ocupación colonial. Hasta el entonces ministro español de Exteriores, José Manuel García Margallo, hubo de recordar a Rodríguez Zapatero que celebrar “reuniones internacionales en territorios ocupados es ilegal conforme al derecho internacional” y está “en contradicción con los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el conflicto del Sáhara Occidental”. Pero, bueno, también es ilegal invadir y ocupar territorios ajenos; y ya puestos,… Ahora bien, que luego no traten de engañarnos con sus promesas electorales. A fin de cuentas, tanto el PSOE como el Partido Popular (PP), cuando han llegado al poder se han desentendido, ambos, de la causa saharaui.

Y ya en el Gobierno de Pedro Sánchez, su ministro Josep Borrell hizo lo imposible para que el Parlamento español prohibiera a sus diputados –representantes de la soberanía popular- debatir la situación del Sáhara Occidental -excolonia y ex provincia española aún pendiente de descolonización- para no desatar las iras del todopoderoso rey marroquí.
El PSOE jamás ha dicho una sola palabra sobre los juicios-farsa a los detenidos saharauis en Gdeim Izik (ocho condenados a cadena perpetua y, otros, a veinte años de prisión) –no digamos ya prestarse a asistir como observador imparcial en los mismos-, ni ha levantado la voz contra la represión sistemática de las manifestaciones saharauis en los territorios ocupados, ni ha protestado ante nadie por la situación de los presos políticos saharauis y la permanente violación de todos los derechos usurpados a ese pueblo (¡al que el hoy Rey emérito dijo querer proteger porque era la obligación de España!). Ni siquiera se ha quejado públicamente de la invasión de pateras con que el Majzén chantajea a España y a toda Europa.

Muy al contrario, les ha faltado el tiempo a los responsables del PSOE para bendecir aquí y allá el plan de anexión marroquí y para correr a Bruselas a apoyar el continuado expolio de los recursos naturales saharauis, en contra de las reiteradas sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Y aún más, con motivo de la reciente visita del rey Felipe VI a Marruecos, no solo han ocultado a la opinión pública española e internacional la gravedad de los abusos perpetrados por las fuerzas de ocupación marroquíes sobre la población y el territorio saharauis, sino que, además, han dedicado sus esfuerzos, desde el Consejo de Estado, a halagar con lisonjas al máximo responsable de esa situación.
Grosso modo, esa es la ‘aportación’ del PSOE a la causa saharaui. ¿Cómo se atreven ahora a decir que ese partido promoverá la autodeterminación del pueblo saharaui y trabajará para fomentar la supervisión de los Derechos Humanos? ¡Si ni siquiera ha sacado a sus militantes o simpatizantes a pasear en la una-vez-al-año-manifestación del 14 de noviembre en Madrid! (aniversario de la firma de los Acuerdos Tripartitos). ¿Dónde, en qué actos, en qué medios de comunicación, con qué materiales, en qué debates, en qué centros decisorios ha venido apoyando el PSOE la libertad y la justicia para el pueblo saharaui? ‘Por sus obras los conoceréis’, reza el dicho antiguo: ‘obras son amores, y no buenas razones’.
Así que, en las elecciones generales del 28 de abril, lo coherente es votar a aquellos partidos que, con su acción (y no con falsas promesas) han demostrado que apoyan, y que seguirán apoyando, la noble y legítima causa saharaui; una causa que cuenta con la simpatía y el reconocimiento de una mayoría de población consciente y solidaria, y en la que España tiene una enorme responsabilidad histórica, política, jurídica y ética.
 

(*) Doctor en Ciencias Económicas, exprofesor de Estructura Económica Internacional en la Universidad Autónoma de Madrid
 

Compartir este post
Repost0
12 marzo 2019 2 12 /03 /marzo /2019 19:57
Compartir este post
Repost0
20 noviembre 2018 2 20 /11 /noviembre /2018 10:25
Compartir este post
Repost0
21 octubre 2018 7 21 /10 /octubre /2018 17:56

Nicaragua:
Nuevo Informe de Amnistía Internacional sobre la represión de Ortega (PARTE I)

Oct 18 del 2018

ÍNDICE
SEMBRANDO EL TERROR:
DE LA LETALIDAD A LA PERSECUCIÓN EN NICARAGUA    1

1. RESUMEN EJECUTIVO 3

2. METODOLOGÍA 6

3. HECHOS Y MOMENTOS CLAVE 8
4.4    USO DE TORTURA 39
4.5    DETENCIONES ARBITRARIAS 39
A.    DETENCIONES SIN OPORTUNO CONTROL 41
B.    INEFECTIVIDAD DE LOS RECURSOS PARA
REVISAR LA LEGALIDAD DE LA DETENCIÓN 41
C.    FALTA DE ACCESO A LA ASISTENCIA LEGAL DE SU ELECCIÓN E INCOMUNICACIÓN CON FAMILIARES 42
D.    DENEGACIÓN DE REVISIONES MÉDICAS 43
E.    DETENCIONES OCURRIDAS DURANTE LA OPERACIÓN LIMPIEZA 45
4.6 DESPLAZAMIENTO Y MIGRACIÓN FORZADA 46
5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 48

 

1. RESUMEN EJECUTIVO


El 18 de abril de 2018, una serie de reformas al sistema de la seguridad social provocaron el estallido de protestas sociales en contra del Gobierno de Nicaragua. A partir de ese día, cientos de personas en diferentes localidades del país salieron de manera diaria a manifestarse.
No obstante, la respuesta del Estado frente al malestar social fue reprimir a la población de forma violenta, a través de la Policía Nacional y sus cuerpos antimotines, con el apoyo de las conocidas “turbas sandinistas”.
Durante los meses de abril y mayo, el Gobierno hizo un uso excesivo, desproporcionado y a veces innecesario de la fuerza, e implementó una estrategia en ocasiones deliberadamente letal en contra de los manifestantes. En ese contexto, Amnistía Internacional publicó el informe Disparar a matar: Estrategias de represión de la protesta en Nicaragua, en el que se documentó la estrategia estatal durante las cuatro primeras semanas de la crisis.
La negativa del Gobierno a cesar la represión, así como el elevado número de muertos y heridos a manos de agentes del Estado y sus turbas (que se transformaron rápidamente en auténticos grupos parapoliciales armados), aumentó la indignación social. Miles de localidades comenzaron a levantar barricadas o “tranques” en señal de protesta, como forma de defensa frente a los ataques en contra de la población civil, y como medida de presión, ya que limitaban el tráfico terrestre. En muchas de estas barricadas, el uso de morteros artesanales como método de defensa era común.
La respuesta del Gobierno fue recrudecer su estrategia represiva, mientras anunciaba una Operación para la Paz, que se conoció popularmente como Operación Limpieza. Ésta consistió en destruir por la fuerza las barricadas y enfrentar a las personas manifestantes a través de grupos combinados de parapolicías armados y agentes de la Policía Nacional, que llegaban a las localidades organizados en operaciones sofisticadas, atacando y haciendo uso generalizado de armamento letal militar. A pesar de que se reportaron enfrentamientos donde una minoría de manifestantes habrían recurrido también a armas de fuego (como escopetas o rifles), la estrategia de uso letal de la fuerza por parte del Gobierno fue generalizada, y en muchas ocasiones, indiscriminada.
Para la elaboración de este informe, Amnistía Internacional llevó a cabo dos misiones de documentación a Nicaragua y Costa Rica durante los meses de julio y septiembre respectivamente, donde realizó 115 entrevistas y documentó un total de 25 casos de violaciones de derechos humanos. Además, un equipo de expertos analizó más de 80 piezas de material audiovisual y fotográfico como parte del análisis de contexto.
Este nuevo informe, Sembrando el Terror, documenta varias de las violaciones de derechos humanos cometidas desde el 30 de mayo hasta el 18 de septiembre de 2018, y da cuenta de los diferentes elementos que conforman la estrategia represiva del Estado para sofocar la protesta. La organización considera que estas violaciones se llevaron a cabo no solo con conocimiento de las más altas autoridades del Estado nicaragüense, entre ellas el presidente y la vicepresidenta de la República, sino también (en muchas ocasiones) bajo su orden y control.
En concreto, se concluye que, como eje vertebral de la política represiva, el Estado nicaragüense mantuvo un discurso criminalizador, en el que denominó “terrorista” o “golpista” a toda persona que se manifestara en contra del Gobierno, con el fin de justificar sus acciones violentas.
Además, a diferencia de meses anteriores, el Estado utilizó de forma extensiva a grupos parapoliciales armados, hizo un uso deliberado y generalizado de la fuerza letal para enfrentar la protesta, y usó armas de tipo militar, en ocasiones de manera indiscriminada. En este sentido, se documentó el uso generalizado de fusiles tipo AK por parte de policías y parapolicías (en ocasiones con cargador de tambores), e identificó en varios escenarios el uso de fusiles de francotirador como el Dragunov, el M24 Remington, y el FN SPR, así como ametralladoras RPK y PKM, e incluso un lanzagranadas antitanques de guerra tipo RPG-7.
Durante este período, no solo se dio un uso excesivo, desproporcional y en muchas ocasiones indiscriminado de la fuerza letal, sino también posibles ejecuciones extrajudiciales. Uno de los casos que se analiza en este informe es el de Leyting Chavarría, menor de edad de 16 años, que fue encontrado muerto de un disparo en el pecho, tras un ataque policial y parapolicial a las barricadas de la ciudad de Jinotega. Testigos señalaron a un policía antimotines como el autor del hecho. Al momento de recoger su cuerpo, acorralado en un callejón, Leyting portaba un “tirachinas” o “hulera”.1


Asimismo, Amnistía Internacional documentó el caso de Faber López, un policía antimotines, fallecido presuntamente a manos de sus propios compañeros. A pesar de que el Gobierno públicamente informó que había muerto a manos de “terroristas” con armas de fuego, su familia denunció que al momento de recibir el cuerpo no tenía orificio de bala, sino más bien múltiples signos de tortura. Faber López habría llamado un día antes a su familia diciendo que iba a presentar su renuncia de la Policía, y que de no comunicarse con ellos al día siguiente, era porque su misma corporación lo había matado. Faber López nunca volvió a llamar.
Como consecuencia de la represión y el miedo a represalias, Amnistía Internacional pudo constatar la reticencia de las víctimas de violaciones de derechos humanos a interponer denuncias ante la Fiscalía (esto se incrementó respecto de abril y mayo). En casos de muertes, muchas de las familias ni siquiera registraron de forma oficial el deceso y mucho menos interpusieron una denuncia, por miedo, desconfianza o falta de credibilidad hacia la autoridad. Además, al igual que durante la primera etapa de la crisis, el Estado no investigó de oficio, de forma exhaustiva, pronta e imparcial las posibles violaciones de derechos humanos, y mantuvo el acoso a las víctimas y familiares.


De igual manera, se concluye que el Estado usó la tortura como método de castigo, fabricación de pruebas, e investigación con el fin de obtener información sobre cómo se organizaba la protesta y quiénes la lideraban. En varios casos documentados, a pesar de haber transcurrido más de un mes, se observaron lesiones físicas en varias personas al momento de la entrevista con Amnistía Internacional.
La detención arbitraria de numerosas personas y el incumplimiento a varias garantías procesales como estrategia para desarticular la protesta fue otro de los hallazgos. A pesar de que las personas deberían haber sido puestas a disposición de un juez dentro de las 48 horas después de su detención, se documentaron casos donde este control tuvo lugar muchos días después. Además, se identificó la inefectividad de los recursos de habeas corpus o de “exhibición personal”, y se documentó la constante denegación de exámenes médicos para comprobar la integridad física de las personas detenidas.
Por último, se identificó como consecuencia de un escenario de persecución generalizado el desplazamiento interno y la migración forzada de miles de personas. En ese contexto, el día 31 de


1. Horquilla con mango a cuyos extremos se unen los de una goma para estirarla y disparar piedrecillas, perdigones, entre otros. También conocida como “resortera”. (Real Academia Española).
 

julio la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que en los últimos meses una media de 200 personas nicaragüenses se había registrado al día como refugiados en Costa Rica. El ACNUR señaló que casi 8,000 peticiones de asilo de nicaragüenses fueron registradas desde abril, además de unas 15,000 que tenían cita para registrarse más adelante.


Con fecha de cierre de este informe (18 de septiembre de 2018), las cifras de la crisis eran al menos 322 personas fallecidas, (la mayoría a manos de agentes del Estado), entre las que había 22 policías muertos y más de 2,000 personas heridas. Hasta el día 18 de agosto, se reportaban al menos 300 personas procesadas por su participación en las protestas. No se tenía conocimiento de ninguna persona procesada o detenida por violaciones de derechos humanos.
Entre las recomendaciones más urgentes, Amnistía Internacional hace un llamado al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a desmantelar y desarmar a los grupos parapoliciales de forma inmediata y garantizar que las fuerzas policiales actúen de acuerdo con los criterios de uso legítimo, proporcional y necesario de la fuerza en contextos de manifestaciones. Además, la organización lo insta con carácter urgente a poner fin a la estrategia de persecución y detenciones arbitrarias de personas que se manifiestan en contra del Gobierno, y a garantizar el derecho a la libertad de expresión y a la manifestación.


Además, la organización solicita a la comunidad internacional a seguir demandando el cumplimiento de las obligaciones que el Estado nicaragüense ha adquirido en materia de derechos humanos. 

 

2. METODOLOGÍA
 

El 29 de mayo de 2018, Amnistía Internacional lanzó el informe Disparar a matar: estrategias de represión de la protesta en Nicaragua, 2 donde detallaba algunos de los elementos de la estrategia represiva del Gobierno nicaragüense. En esta investigación se encontró que, en el marco de las protestas, el Estado había usado de forma excesiva e innecesaria la fuerza, y que posiblemente se habían cometido ejecuciones extrajudiciales. Además, se identificó la utilización de las conocidas “turbas sandinistas” 3 para cometer ataques contra la población civil, multiplicar su efecto represor y eludir la consiguiente responsabilidad penal e internacional; asimismo, se documentaron casos de encubrimiento y obstaculización del acceso a la justicia, así como denegación de acceso a la salud. Por último, se identificó que esta estrategia se había implementado bajo un discurso oficial de negación y estigmatización contra aquellas personas que se manifestaban.
Durante los meses de junio a septiembre de 2018 las graves violaciones a derechos humanos no cesaron; de hecho, se observó un recrudecimiento en la estrategia represiva del Estado.


En ese contexto, Amnistía Internacional monitoreó la situación y realizó dos misiones de documentación. La primera se llevó a cabo en Nicaragua del 23 a 31 de julio de 2018, donde un equipo de cuatro personas visitó las ciudades de Managua, Sébaco, Matagalpa, y Jinotega, así como la zona de Pueblos Blancos, cerca de Masaya. La segunda misión se llevó a cabo en Costa Rica desde el 3 al 7 de septiembre de 2018, donde un equipo de tres personas realizó entrevistas en la ciudad de San José.
Amnistía Internacional redacta este informe como seguimiento al informe previo Disparar a matar, que abarcaba hechos cometidos entre el 18 de abril y el 14 de mayo de 2018, y se enfoca en este segundo informe en actos violatorios de derechos humanos ocurridos desde el 30 de mayo hasta el 18 de septiembre de 2018.
El presente documento está basado en 115 entrevistas personales; estudio y documentación de 25 casos, de los cuales seis se refieren a personas fallecidas, ocho a personas privadas de la libertad, y 12 a personas presuntamente torturadas. Además, se examinaron 81 piezas de material audiovisual y fotográfico, y se realizó análisis del contexto. Al igual que en el informe anterior, se contó con un equipo de expertos en análisis de video y fotografía, así como en armas y municiones. Todas las imágenes que se citan como posible evidencia han sido previamente analizadas y corroboradas por estos especialistas.4 Debido a la situación en el país al momento de redacción de este informe, se omite la mención directa de algunas fuentes por cuestiones de seguridad.


Amnistía Internacional, desde el inicio del trabajo de documentación de la crisis, solicitó de manera reiterada información y reuniones a la Policía Nacional, al Instituto de Medicina Legal, así como al Ministerio Público nicaragüense, y requirió reuniones con la Presidencia de la República de Nicaragua. Hasta la fecha de cierre de este informe, la organización no ha recibido respuesta.


2.    Amnistía Internacional. Disparar a matar: estrategias de represión de la protesta en Nicaragua. 29 de mayo de 2018.
3.    En el informe anterior, Amnistía Internacional refería que académicos y defensoras de derechos humanos definen estos grupos como simpatizantes del partido en el Gobierno de composición diversa, conformados (entre otros) por integrantes de la actual Juventud Sandinista y de los llamados “motorizados”, debido a que se transportan en motocicleta y realizan agresiones mientras portan casco. Estos grupos se identifican en ocasiones con camisetas u otras prendas de vestir alusivas al Estado. Amnistía Internacional consideró que estos grupos fueron utilizados por el Gobierno durante los meses de abril y mayo de 2018 para llevar a cabo ataques contra la población que se manifestaba, para así multiplicar su efecto represor y dificultar la identificación de los perpetradores. Ver: Amnistía Internacional. Disparar a matar: Estrategias de la represión de la protesta en Nicaragua. 29 de mayo de 2018.
4.    Todo el material fotográfico y audiovisual citado como indicio en este informe ha sido analizado por un equipo de Amnistía
Internacional especialista en armas, municiones e imagen digital, que confirman la autenticidad, ubicación y temporalidad del material, así como la identificación de actores, su posible portación de armas, tipo de arma y munición detonada.

 

3. HECHOS Y MOMENTOS CLAVE


Desde el año 2007, Daniel Ortega ha ejercido la presidencia de Nicaragua, y a partir de enero de 2017, Rosario Murillo, su esposa, ha ostentado el cargo de vicepresidenta. Durante los últimos años, los síntomas de deterioro de la situación de derechos humanos han sido cada vez más visibles a los ojos de la opinión pública, hasta que en abril de 2018 estalló una crisis de graves consecuencias.
A raíz de ciertas medidas sociales adoptadas por el Gobierno en abril de 2018,5 y consideradas gravosas por gran parte de la población, miles de personas salieron a la calle para expresar su disconformidad y exigir al Estado que se retractara. A pesar de que lo hizo (debido a la presión ejercida por las protestas), la estrategia represiva que implementó el Gobierno en contra de los manifestantes derivó en la muerte de centenares de personas y miles de heridos. Esta respuesta del Estado causó tal indignación, que la protesta se mantuvo y cambió su exigencia: la salida del gobierno del presidente Ortega y la vicepresidenta Murillo.


Como respuesta a la agudización de la represión 6 y al estancamiento del diálogo nacional,7 la protesta se transformó, y a partir de mayo de 2018, en numerosas localidades comenzaron a erigirse barricadas o “tranques” como método de protección frente a los ataques de la Policía Nacional y los grupos parapoliciales,8 y como medida de presión (ya que en algunas localidades se limitó el tráfico terrestre) para intentar negociar una salida a la crisis.
Al 15 de mayo de 2018 se reportaron entre 50 y 80 barricadas principales, levantadas en prácticamente todos los departamentos del país y las dos regiones autónomas.9 A mediados de junio, la represión continuaba, y se informó que la cantidad de “tranques” se había duplicado.10 De ellos, alrededor de 20 permanecían cerrados casi de manera permanente.11
5.    El 16 de abril, el Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) aprobó la reforma al sistema de seguridad social, la cual fue ratificada al día siguiente por el presidente Daniel Ortega. Entre otras modificaciones, suponía un aumento en las cotizaciones al seguro social de las personas empleadoras y trabajadoras, y una contribución adicional del 5 % en el caso de las personas pensionistas.
6.    CIDH. Comunicado de Prensa. 13 de junio de 2018. Ver también: Amnistía Internacional. Nicaragua: Aumenta la violencia y la represión estatal a pesar de los múltiples esfuerzos de diálogo. 21 de junio de 2018.
7.    El 24 de abril de 2018, la Asamblea Nacional (a propuesta del presidente) declaró iniciar un diálogo nacional con diferentes sectores sociales (que se conformarían como la llamada Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia), con la Iglesia católica como mediadora del proceso. Los participantes no se reunieron formalmente hasta el 16 de mayo y la última sesión plenaria tuvo lugar a mediados de junio de 2018. El mes de julio, la Iglesia católica denunció a través de un comunicado público la falta de voluntad real del Gobierno. Para más información: Conferencia Episcopal. Mensaje Pastoral. 14 de julio de 2018. Disponible en: http://www.cen-nicaragua.
org/noticias.php?recordID=531
y para más información sobre los acuerdos alcanzados en el diálogo nacional ver: http://scm.oas.org/ pdfs/2018/2COMUNICACIONESCMT.pdf
8.    Amnistía Internacional considera “parapoliciales” a los grupos de civiles armados que responden a las órdenes del Gobierno para llevar a cabo ataques contra la población civil. A lo largo de la crisis, estos grupos han sufrido una transformación. Mientras que durante la primera etapa de protestas estaban configurados como “turbas sandinistas”, cuando el conflicto avanzó estos grupos se transformaron: iban encapuchados, fuertemente armados, generalmente con fusiles de asalto tipo AK, y se coordinaron de manera más visible y efectiva con la fuerza pública.
9.    VosTv. Mapa de tranques en Nicaragua. 13 de mayo de 2018. Disponible en: https://www.vostv.com.ni/nacionales/7152-zonasafectadas-por-tranques-en-nicaragua/
10.    Confidencial. Francisca Ramírez: paro ciudadano suma 125 tranques. 11 de junio de 2018. Disponible en: https://confidencial. com.ni/francisca-ramirez-%E2%80%A8paro-ciudadano-suma-125-tranques/ Ver también: Confidencial. Más de cien tranques en toda
Nicaragua. 9 de junio de 2018. Disponible en: https://confidencial.com.ni/87-tranques-empieza-cerco-sobre-managua/
11.    La Prensa. Ciudadanos mantienen al menos 58 tranques en los departamentos de Nicaragua. 6 de junio de 2018. Disponible en: https://www.laprensa.com.ni/2018/06/06/departamentales/2429935-al-menos-37-tranques-en-nicaragua Ver también: La Prensa. Este es el mapa de los tranques en Nicaragua. 11 de junio de 2018. Disponible en: https://www.laprensa.com.ni/2018/06/11/nacionales/2433800este-es-el-mapa-de-los-tranques-en-nicaragua


Durante los meses de mayo y junio, tuvieron lugar distintos casos de graves violaciones de derechos humanos. Uno de ellos fue el ataque armado a la “marcha de las madres”, el día 30 de mayo, que registró un saldo de más de 17 personas fallecidas en todo el país12 y decenas de heridas, así como varios inmuebles incendiados, entre ellos un edificio público.13 Otro fue el incendio de una casa en Managua el 16 de junio, presuntamente a manos de fuerzas parapoliciales, que dio como resultado la muerte por incineración de seis personas, entre ellas un bebé de ocho meses y una niña de dos años.14
Un día antes, el 15 de junio de 2018, se había anunciado en el marco del diálogo nacional la creación de la Comisión de Verificación y Seguridad (CVS) para negociar la retirada de las barricadas o “tranques”15 y garantizar los derechos de los manifestantes, con la participación de organismos internacionales de derechos humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).16 Sin embargo, únicamente en dos localidades (San Pedro Lóvago y Juigalpa) las barricadas habrían sido retiradas de manera pacífica a través del trabajo de la CVS.17 A partir de mediados de junio de 2018, el Gobierno implementó la llamada Operación por la Paz,18 conocida popularmente como Operación Limpieza,19 que consistió en destruir por la fuerza las barricadas y enfrentar a las personas manifestantes través de grupos combinados de parapolicías armados y agentes de la Policía Nacional, haciendo uso generalizado de armamento letal militar.20


El 22 de junio, la CIDH presentó su informe Graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua, donde alertaba al Estado nicaragüense de las posibles graves violaciones cometidas en el marco de la “represión” y le recomendaba acciones concretas para garantizar sus obligaciones internacionales.21


Durante los meses de junio y julio, se obtuvo información de numerosos ataques y enfrentamientos en todo el territorio nicaragüense, que causaron al menos 302 personas fallecidas desde el inicio de las protestas hasta el 24 de julio (la mayoría de ellas a manos de fuerzas estatales), y más de 400 personas se reportaron como arbitrariamente detenidas.22 Además, personas con un alto perfil público (como líderes sociales e integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia) 23 fueron reportadas como detenidas de forma arbitraria.24
12.    El ataque incluyó la marcha que se realizaba en Managua y se extendió a otras ciudades en las que se realizaban marchas similares. CENIDH. Informe n.º 3. Pág.4.
13.    CIDH. Comunicado de prensa. 1 de junio de 2018. Ver también: Amnistía Internacional. Nicaragua: Violento ataque a multitudinaria marcha de las madres en Managua. 30 de mayo de 2018.
14.    CIDH. Graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua. 21 de junio de 2018. Párr. 129. Ver también: Amnistía Internacional. Nicaragua: Aumenta la violencia y la represión estatal a pesar de los múltiples esfuerzos de diálogo. 21 de junio de 2018.
15.    Comisión de Mediación y Testigo. Diálogo Nacional. Comunicados de 15 y 16 de junio de 2018. Disponibles en: http://scm.oas.org/ pdfs/2018/2COMUNICACIONESCMT.pdf
16.    CIDH. Comunicado de prensa. 25 de junio de 2018.
17.    Comisión de Verificación y Seguridad. Diálogo Nacional. Protocolo de desocupación libre y voluntaria de los tranques de San Pedro Lóvago y del respeto del derecho de los manifestantes, 12 de julio de 2018, y Protocolo de desocupación libre y voluntaria de los tranques de San Pedro Lóvago y del respeto del derecho de los manifestantes, 13 de julio de 2018.
18.    Policía Nacional. Policía presenta resultados de “Operación por la Paz”. 16 de julio de 2018. Disponible en: https://www.policia.gob.
ni/?p=20022

19.    Calificativo utilizado por las fuentes consultadas y medios de comunicación.
20.    Referencias sobre la llamada Operación Limpieza pueden encontrarse en: OHCHR. Violaciones de derechos humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua.18 de abril-18 de agosto. Agosto de 2018. Pág.17. Ver también: CIDH. Comunicado de prensa. 11 de julio 2018.
21.    CIDH. Graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua. 21 de junio de 2018.
22.    CENIDH. CENIDH denuncia violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los nicaragüenses por el régimen dictatorial de Daniel Ortega y Rosario Murillo en el periodo del 14 de julio al 25 de julio de 2018. Informe n.º 5. Pág. 2.
23.    Colectivo formado por algunos participantes y asesores del diálogo nacional. Más información: www.alianzacivicanicaragua.com 24. Se reportaron las detenciones Medardo Mairena y Pedro Mena, líderes del movimiento campesino, así como de Cristhian Fajardo y María Peralta, integrantes del Movimiento 19 de Abril en Masaya.
En ese contexto, el 2 de julio de 2018 se instaló el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH, con el objetivo de coadyuvar en las investigaciones de los hechos violentos ocurridos desde el 18 de abril hasta el 30 de mayo de 2018.25


El día 23 de julio marcó la culminación de la Operación Limpieza tras el ataque a Jinotega, única ciudad que mantenía barricadas hasta ese momento.26 Tras el retiro completo de estos “tranques”, el Gobierno incrementó su estrategia persecutoria, y llevó a cabo detenciones arbitrarias de manera masiva contra personas que habrían sido identificadas como participantes de las protestas en algún momento a lo largo de los meses.


En un contexto de terror generalizado, cientos de nicaragüenses se vieron forzados a desplazarse internamente y miles más a huir del país para salvaguardar su vida, libertad e integridad personal.


El día 31 de julio la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que en los últimos meses una media de 200 personas nicaragüenses se habían registrado al día como refugiados en Costa Rica. El ACNUR señaló que casi 8,000 peticiones de asilo de nicaragüenses fueron registradas desde abril, y unas 15,000 tenían cita para registrarse más adelante.27
El 18 de agosto de 2018 el GIEI hizo pública la falta de acceso a información estatal que enfrentaba, e instó al Gobierno a facilitar los expedientes de investigación y causas penales, información imprescindible para el cumplimiento de su mandato.28


Por otra parte, el día 30 de agosto, la misión de la OACNUDH fue expulsada del país, un día después de la presentación de su informe Violaciones de derechos humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua.29 El informe señalaba, entre otras, la posible comisión de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas de personas, privaciones arbitrarias de la libertad y seguridad personal, tortura, y violación de las garantías del debido proceso.
El 10 de septiembre de 2018, la Relatoría Especial de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la CIDH expresaba su preocupación por las numerosas denuncias de despidos arbitrarios y hostigamiento contra personal médico y docentes de universidad, como represalia por haber brindado atención médica a manifestantes o haber expresado una posición crítica hacia el Gobierno.30
Durante este periodo, la mayoría de las personas fallecidas en el marco de la protesta fueron reportadas muertas a manos de agentes del Estado o de grupos parapoliciales que obraron, a lo menos, con su anuencia. Sin embargo, cabe mencionar que varios policías y personas simpatizantes del Gobierno también perdieron la vida durante los ataques y enfrentamientos. En este sentido, Amnistía Internacional tuvo conocimiento de que una minoría de personas manifestantes o particulares habrían cometido delitos en contra de partidarios del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) sometiéndolos a actos humillantes de manera pública, causándoles lesiones intencionales, y en ocasiones aisladas, la muerte.


25.    De acuerdo a la CIDH: “El GIEI tendrá, entre otras, las atribuciones de: analizar técnicamente las líneas de investigación y hacer recomendaciones de acciones respecto de los distintos niveles de responsabilidad jurídica; analizar si en la investigación se están agotando correctamente todas las líneas de investigación y si se están empleando las figuras legales adecuadas para el encuadre de los posibles ilícitos y sus responsables y, de ser el caso, recomendar las acciones que deben implementarse para garantizar que estos objetivos sean alcanzados. El Grupo tendrá garantías de autonomía e independencia, así como de acceso a los expedientes de investigaciones y de seguridad para realizar su trabajo”. Disponible en: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2018/145.asp


26.    CENIDH. CENIDH denuncia violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los nicaragüenses por el régimen dictatorial de Daniel Ortega y Rosario Murillo en el periodo del 14 de julio al 25 de julio de 2018. Informe n.º 5. Pág. 7.
27.    Noticias ONU. Miles de nicaragüenses huyen de la violencia. 31 de julio de 2018. Disponible en: https://news.un.org/es/ story/2018/07/1438802 Ver también: Noticias ONU. En Costa Rica no debe de haber lugar para el odio contra los nicaragüenses. 20 de agosto de 2018. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2018/08/1440002
28.    GIEI. Comunicado de prensa. 16 de agosto. Disponible en: http://www.oas.org/es/cidh/actividades/visitas/2018Nicaragua/ ComunicadoPrensa-GIEI-16Agosto2018.pdf
29.    OHCHR. Violaciones de derechos humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua. 18 de abril-18 de agosto. Agosto de 2018.
30.    CIDH. Comunicado de prensa. 10 de septiembre de 2018.
Con fecha de cierre de este informe (18 de septiembre de 2018), las cifras de la crisis eran al menos 322 personas fallecidas 31 (la mayoría a manos de agentes del Estado), entre las que había 22 policías muertos,32 y más de 2,000 personas heridas.33 No se tenía conocimiento de ninguna persona procesada o detenida por violaciones de derechos humanos.
31.    Amnistía Internacional documentó que varias de estas personas fallecidas en el marco de la protesta no fueron registradas como muertas ante la autoridad por temor o desconfianza.
32.    Policía Nacional. Nota de prensa. 7 de agosto de 2018. Disponible en: https://www.policia.gob.ni/?p=20995
33.    CIDH. Comunicado de Prensa. 24 de agosto de 2018.

 

4. RECRUDECIMENTO DE LA ESTRATEGIA DE REPRESIÓN


A partir de junio de 2018, el Gobierno habría desarrollado una estrategia represiva deliberadamente letal e indiscriminada, no solamente con la intención de desarticular por completo la protesta, sino también de castigar a aquellas personas que participaron en la misma.
Si bien varios de los elementos identificados por Amnistía Internacional en su anterior informe se mantuvieron, desde junio de 2018 la organización considera que la estrategia represiva del Estado se recrudeció y se habría transformado en varios aspectos: la continuidad de un discurso oficial dirigido a justificar la estrategia, pero enfocado en criminalizar a las personas participantes de la protesta y en confrontar la información dada por organismos de derechos humanos; la utilización de forma generalizada de agentes parapoliciales; el uso deliberado, generalizado, y muchas veces indiscriminado, de la fuerza letal para enfrentar la protesta, y la posible comisión de ejecuciones extrajudiciales; la falta de investigación efectiva de posibles violaciones de derechos humanos así como el acoso a las víctimas; el uso de la tortura como método de castigo, fabricación de evidencia e investigación; la detención arbitraria de personas como estrategia para desarticular la protesta; y, como consecuencia de un escenario de persecución generalizado, el desplazamiento interno y la migración forzada de miles de personas.
Dado el contexto en el que se cometieron las violaciones de derechos humanos, y teniendo en cuenta la arquitectura institucional que organiza a las fuerzas de seguridad en el país, la organización considera que existen razones para pensar que dichas violaciones se habrían llevado a cabo no solo con conocimiento de las más altas autoridades del Estado nicaragüense, entre ellas el presidente y la vicepresidenta de la República, sino también, en muchas ocasiones, bajo su orden y control.34 A continuación, Amnistía Internacional analiza estos elementos.

 

(continùa en parte II)

Compartir este post
Repost0
19 octubre 2018 5 19 /10 /octubre /2018 12:35

 

Nicaragua desde adentro. “Nuestras luchas no pueden estar divididas por fronteras”
11 octubre, 2018
https://mst.org.ar

 

Entrevista a Fidel Narváez, quien daba clases de Derecho y Filosofía en distintas universidades de Managua. 

 

Durante las protestas de abril se sumó de manera activa a la lucha estudiantil, principalmente en la Universidad Politécnica Nacional (UPOLI). Luego de eso fue identificado por el régimen de Ortega y se vio forzado a salir del país por motivos de seguridad. 

Actualmente se encuentra en Europa realizando trabajo político desde la comunidad internacional, la crítica y la teoría social.

 

Anticapitalistas en Red: Han pasado más de cinco meses desde que empezaron las protestas en Nicaragua. ¿En qué contexto se da esto a nivel centroamericano?

 

Fidel: Centroamérica es una región con similares características no sólo de población, de trabajo, de riqueza, sino también de resistencia. Las resistencias han sido silenciadas para poder mantener el status quo y eso que los empresarios llaman “el clima de negocios”. Intentan dar la imagen de que Centroamérica es una opción rentable para invertir porque aparte de salarios miserables tenés una policía y un Estado que pueden regular estas presiones sociales. Entonces, después de cinco meses ese mito ha caído no sólo en Nicaragua sino en toda Centroamérica. Nos hemos dado cuenta de que en Centroamérica la población tiene razones y motivos suficientes para poder salir a la calle a exigir la renuncia de gobernantes, para poder exigir el respeto a los derechos humanos. El proceso centroamericano lamentablemente no ha tenido una lucha conjunta. Si vos te fijás eso también es el resultado de las principales tareas de las fuerzas oligárquicas, de las fuerzas corporativas; el desligar en fronteras las resistencias. 

 

Si ellos internacionalizan el poder corporativo, la desigualdad, la represión, nosotros tenemos que romper esas fronteras. Sin embargo, este movimiento de Nicaragua no ha logrado conectar férreamente con las otras resistencias que ya se venían dando históricamente en Centroamérica. Entonces hemos visto cómo han surgido en este momento pequeños focos de resistencia y de lucha en diferentes países de la región centroamericana, pero vuelvo y repito; es una debilidad porque lo que nosotros deberíamos de hacer y lo que también se ha propugnado por algunos movimientos, por algunos activistas, por algunas universidades, es que se unifique la lucha. Es decir, que nuestras luchas no pueden estar divididas en fronteras porque nuestros problemas no son problemas de fronteras, son problemas regionales.

 

AenR: Comentanos sobre la “Concertación Nacional Azul y Blanco” y la “Ruta hacia la democratización” propuestas desde la Articulación de Movimientos Sociales y OSC.

 

Esa concertación nacional no debe ser en torno a la Alianza Cívica, en torno a la Articulación Social, ni en torno a la Unidad Azul y Blanco. Yo soy del criterio, pero quizás puede que esté equivocado, de que la concertación nacional no solamente puede ser en base a movimientos, figuras o siglas. Sino que tiene que ser en base a un programa que aglutine a un polo atractivo, ese polo es un programa con puntos concretos, que es lo que hizo en Frente Sandinista en el año 79 para atraer a todos los distintos sectores de lucha; obreros, campesinos, estudiantes, mujeres, trabajadores. 

 

En Nicaragua actualmente yo no veo un programa histórico, ni un programa político… hay una “Ruta hacia la democratización”, que es diferente.

 


Yo creo que la aparición de un programa político como el que propone “Construimos Nicaragua” ( https://construimos.org/index.php/programa/2-programa-de-construimos-nicaragua ), que es básicamente un movimiento político-social cuyo mayor aporte puede ser en el plano político-ideológico, pone en evidencia que no todos éramos conscientes de que hay un problema estructural en Nicaragua. 

 

Éramos conscientes de que Ortega es un dictador y que queremos sacarlo. Pero sin un programa político no nos vamos a dar cuenta o no vamos a reconocer los problemas estructurales que tiene el país. Y uno de los principales problemas es el COSEP, es decir, la empresa privada que está haciendo tercia a favor de Ortega junto con algunos sectores empresariales centroamericanos para mantener su modelo corporativo.

 

AenR: ¿Cómo se convive con el sandinismo después de esto?

 

Eso va a depender del escenario de salida que haya en Nicaragua. Si hay un escenario de ruptura que puede ser a través de un proceso constituyente, la refundación de un Estado, el proceso puede ser un poco más largo, sí, pero puede traer cambios estructurales a largo plazo. Es decir, garantizar que no se cometan los mismos errores que se han venido arrastrando simplemente por poner parches a nuestros problemas. 

 

Yo creo que el orteguismo y el sandinismo son dos cosas diferentes y una vez que esto tenga una salida -ya sea a través de elecciones anticipadas o de un proceso constituyente- el gran lastre o el gran problema para el futuro y para la convivencia con esa parte de la población que ha optado por plegarse a la dictadura, será la convivencia. 

 

Porque el sandinismo ha tenido durante más de cinco meses un margen suficiente, gradual, para poder ir desligándose éticamente y por principios revolucionarios a lo que actualmente es el gobierno: que ha optado por la mentira, el engaño, la corrupción, la represión y la aniquilación como forma de hacer política. 

 

Para que un proceso democrático radical pueda tener viabilidad se va a tener que contar con estas personas. Eso no quiere decir que la convivencia va a ser fácil, porque ese proceso democrático precisamente va a ser real y va a ser un producto de esta nueva revolución.

 

AenR: ¿Cuál es el escenario a la salida del régimen Ortega-Murillo?

 

Yo creo que el proceso constituyente para resolver los grandes problemas estructurales de Nicaragua es lo único que lograría una paz verdadera. Una paz más sostenible en el tiempo aunque en el principio hayan problemas de distintos tipos de órdenes. Sin embargo, la participación real, el refrendo de esa constitución y la participación en nuevas elecciones, pues daría oportunidad a que realmente existiera la refundación de un Estado. 

 

Si nosotros únicamente le ponemos un parche al asunto, las grandes situaciones estructurales que debemos resolver como pueblo van a subsistir. Vamos a seguir teniendo una dictadura bicéfala pero en este caso ya no va a ser en el término de Géminis o el mito de Platón sobre el amor, que estaba un cuerpo de espaldas al otro y que un rayo los partió, no, en este sentido vamos a tener una dictadura con un mismo cuerpo pero con dos caras de frente: dos caras que se pueden comunicar entre ellas, que pueden negociar abiertamente entre ellas sin importarle la vergüenza, porque eso es lo que va a pasar si acaso se llega a reformas de maquillaje, de cuestiones meramente estéticas respecto de la política nicaragüense. Vamos a tener a la dictadura bicéfala del COSEP y del orteguismo platicando entre sí todas las cuestiones que nos competen a nosotros como pueblo. 
Ahora, el escenario en cualquier sentido de reforma o ruptura va a ser un escenario difícil porque hay desaprendizaje de las culturas caudillescas, de las culturas verticales, ese proceso de desaprendizaje va a llevar obligatoriamente choques, enfrentamientos y crisis pero no son crisis que van a tener una dialéctica negativa.

 

Contacto:  contacto@construimos.org
@construimosNi

 

enlaces relacionados: https://www.facebook.com/ConstruimosNic/
                                https://construimos.org/
                                https://construimos.org/index.php/programa/2-programa-de-construimos-nicaragua

 

Entrevistó: Tito Castillo
fuente:  https://mst.org.ar/2018/10/11/nicaragua-adentro-nuestras-luchas-no-divididas-fronteras/

 

 

 

Compartir este post
Repost0
6 octubre 2018 6 06 /10 /octubre /2018 00:16
Compartir este post
Repost0
4 octubre 2018 4 04 /10 /octubre /2018 16:50
Compartir este post
Repost0
4 octubre 2018 4 04 /10 /octubre /2018 00:14

 

Nicaragua: Solidaridad sin fronteras con las luchas compañeras!

 

"Lo màs revolucionario que una persona puede hacer 
es decir siempre en voz alta lo que realmente està ocurriendo"

Rosa Luxemburgo

 

Los sucesos represivos en Nicaragua hacen caer cantidad de màscaras màs allà de las fronteras nacionales, sus esperpènticos gobernantes y los sicarios que comandan haciendo uso y abuso de una historia, ideales y banderas que hacen dècadas han dejado de respetar y representar.

 

Es vergonzante presenciar esta tragedia contra un pueblo que decidiò autoconvocarse para dejar de ser instrumento de la ambiciòn y la farsa de la mala hierba ortiguista. Mucho hay para analizar y decir al respecto, màs aùn para escuchar si se quiere oir a las voces compañeras que desde el corazòn mismo de esas luchas y padeceres, surgen y se difunden cada dìa por innumerables canales de comunicaciòn solidaria a nivel internacional.

 

Voces compañeras de siempre, con sus mensajes llamando con urgencia a la denuncia y la solidaridad, al acompañamiento y la contraimpunidad, para que no triunfe esta comparsa de disfrazados atornillados al poder despòtico tras un libreto desgastado y negado por sucesivos hechos concretos de corrupciòn, de cretinismo y ahora de criminalidad con la que irremediablemente ha de ser el capìtulo final de una farsa tremenda que ha hecho uso y abuso de las mejores luchas de liberaciòn protagonizadas por la Revoluciòn Sandinista. Esa misma revoluciòn y muchos de sus protagonistas que han sido vendidos y traicionados por la actual mafia que ocupa el control gubernamental.

 

Eso NO es izquierda, o por lo menos con toda seguridad ese aparato NO tiene nada que ver con los ideales de liberaciòn nacional y social por las que vivieron y cayeron con dignidad Sandino y todas las generaciones en lucha contra todo tipo de opresiòn y explotaciòn.

 

No es la primer revoluciòn traicionada y copada por una banda de oportunistas ambiciosos de poder. Ojalà sea la ùltima. Tal vez la lucha actual en Nicaragua, signifique el final de la mentira institucionalizada tras la teatralidad y el cartòn pintado, usufructuando historias y figuras ejemplares de los pueblos que no les pertenecen y a quienes no representan, por el contrario antagonizan de la peor manera.


Estos dèspotas con su falso progresismo son los que realmente constituyen la màs eficaz y perversa maquinita de contrarrevoluciòn.

 

Quienes, sino ellos han deformado los ideales y desviado el rumbo en beneficio de sus propios intereses y de no pocos derechistas asociados.

 

Quienes sino esta lacra usurpadora de historias y banderas, son realmente los “funcionales” a la derecha y el imperialismo.

 

Quienes ahora con un baño de represiòn sangrienta, persiguiendo y encarcelando sin el màs minimo respeto por el pueblo, por la juventud, por cantidad tambièn de autènticos Sandinistas, sì Sandinistas con mayùsculas por su historia, pero fundamentalmente por la vigencia de su compromiso con los ideales que defendieron siempre y que hoy les conduce nuevamente a las calles y la rebeldìa. Justamente en nombre de aquellos ideales defendidos durante las luchas antidictatoriales cuando las banderas rojinegras eran sìmbolo de liberaciòn y no de opresiòn, simbolo de libertad y no de despotismo, simbolo de justicia y no de nuevos privilegios mafiosos.
Un honor que estas voces y voluntades compañeras del Sandinismo rebelde y libertario, formen parte de las primeras filas de las luchas populares de hoy.

 

Por eso ahora es cuando hay que responder alto y claro, sin vueltas ni medias palabras, sin demoras ni silencios vergonzantes, hay que levantar la Solidaridad activa y sin fronteras, la denuncia de todos y cada uno de los actos de barbarie que se estàn cometiendo contra el pueblo en lucha.

 

No han faltado las mejores voces de personas reconocidas por su lealtad antiimperialista y anticapitalista, que sin dudas y con todo coraje salieron tambièn autoconvocados y llamando a la solidaridad, denunciando la indignidad de esta farsa siniestra y criminal que ahoga Nicaragua. Compañeros y compañeras de probada trayectoria revolucionaria de distintos rincones de nuestrAmerica, desde Chile y Uruguay, desde Argentina y Mèxico, desde distintos sectores de las luchas populares vigentes en nuestro continente; han ido sumando sus declaraciones de terminante rechazo a la represiòn desatada bestialmente contra la rebeldìa nicaraguense.


Y son estas voces solidarias que responden a las otras voces compañeras resurgidas desde el fondo de aquellas magnìficas luchas sandinistas de liberaciòn, las que acuden solidariamente una vez màs por màs liberaciòn, por màs justicia y nuevamente contra toda forma de opresiòn y explotaciòn.

 

NO son las luchas, las convocatorias y las solidaridades compañeras las que “le hacen el juego al enemigo”…
NO señores de la ponzoña aparatista y burocràtica de ciertos Estados en vias aceleradas de deformaciòn y descomposiciòn hacia el capitalismo.

 

NO señores que representan los restos de los parques jurasicos estalinistas y que prontamente han salido a denigrar y ensuciar la rebeldìa popular autoconvocada en lucha para liberarse y ser dueños de su propio destino, sin buròcratas ni traidores, ni sicarios criminales.


NO señores y señoras escribas al servicio de aparatos estatales y partidarios, sus colaterales y satèlites institucionales sostenidos como poleas de transmisiòn verticalista, sus foros manipulados y controlados, amordazados descaradamente.

 

NO señores del repugnante patriarcado, de las religiosidades misògenas y siempre complices de los poderes de turno.

 

NO señores de las derechas y del imperialismo, sus medios de prensa que por supuesto aprovechan siempre el descontento popular para sacar provecho propio y fundamentalmente lograr un recambio propio.

 

NO señores del izquierdismo en alquiler al mejor postor, que con justificaciones y delirios de mariscales de la geopolìtica mundial, no dudan en dejarse monitorear por ayatolas, hegemonistas en disputas interimperiales o cualquier fuerza pregonera “del capitalismo bueno”.

 

NO señores y señoras NO! NO pasaràn las infamias, ni los silencios còmplices, ni las acusaciones inquisitoriales.


Una vez màs son Uds quienes traicionan luchas y pueblos por servir aparatos y estados degradados.

 

Una vez màs son Uds quienes le hacen el juego al imperialismo y los enemigos de los pueblos en lucha, una vez màs los mariscales de la derrota son funcionales al enemigo. Asì les va a ustedes de mal en peor. Pero mientras tanto son las gentes explotadas y oprimidas las que siguen pagando el precio de traiciones y derrotas.

 

SON USTEDES QUIENES HACEN EL JUEGO AL ENEMIGO. Una vez màs, que no es la primera ni la ùltima vez. 


Y con toda seguridad esta vez tampoco la historia los absolverà. No faltarà ocasiòn para enumerar las experiencias històricas de traiciòn a las mejores expresiones de luchas y contrapoder, històricas y otras recientes, donde con estas mismas retòricas de la claudicaciòn y el engañoso pragmatismo, demolieron de las peores formas las mejores alternativas y sus màs dignos protagonistas. 

 

Sandino no està tan abandonado como pudiera parecer. Su pueblo ha vuelto a autoconvocarse para luchar. 

 

Que la solidaridad sin fronteras, sin patrones, buròcratas ni traidores, se exprese y actùe para fortalecer la autodeterminaciòn y la independencia de esta nueva lucha de liberaciòn del pueblo nicaraguense.

 

Ahora es cuando! La solidaridad suma y sigue.

 

Red Latina sin fronteras   
Octubre 3 del 2018
redlatinasinfronteras.sur@gmail.com

 

 

fuente:  https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2018/10/03/nicaragua-solidaridad-sin-fronteras-con-las-luchas-companeras/


enlace relacionado:    

Recopilaciòn de notas, entrevistas y denuncias
 https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/category/nicaragua/


otros puntos de encuentro:   

http://redlatinasinfronteras.blogspot.com 


     https://twitter.com/#!/RedLatinaSinFro

 

 

Compartir este post
Repost0